7 RAZONES PARA CONTRATAR A UN DISEÑADOR INDEPENDIENTE

Etiquetas:
Tabla de contenido

¿POR QUE CONTRATAR UN DISEÑADOR FREELANCER?

Muchos clientes pasan por alto los beneficios de contratar a un diseñador independiente debido a su baja visibilidad en los resultados de búsqueda en comparación con las agencias con grandes presupuestos de marketing. Una búsqueda rápida en Google seguramente lo llevará a las agencias más grandes de la ciudad. Algunos clientes se ven tentados a contratar una agencia debido al factor de comodidad asociado con la contratación de una empresa que tiene un gran espacio de oficinas y múltiples empleados. Si bien esta ruta puede tener sentido para la marcas más grandes, los clientes más pequeños pueden estar mejor yendo por otro lado. Considere las siguientes razones por las que puede considerar contratar a un profesional independiente para su próximo proyecto de diseño:

1. Asequibilidad

Comencemos con el punto más obvio, muchos freelancers, incluyéndome, trabajan desde casa y no tienen la gran cantidad de costos generales que podría tener una agencia, esto nos permite ofrecer precios más asequibles sin una reducción de calidad.

2. Tiempo y atención

Las agencias tienden a tener más clientes y priorizan su horario en función del tamaño del cliente. Si compite por la atención con una corporación multinacional que paga un anticipo de seis cifras, puede ser muy fácil pasar por alto su proyecto “más pequeño”. Los trabajadores independientes, por otro lado, tienden a trabajar en un número limitado de proyectos a la vez para que puedan prestarle toda su atención. Sentirás que tu trabajo es lo más importante en lo que están trabajando.

3. Calidad del trabajo

Una de las cosas más difíciles para un profesional independiente es hacer crecer su negocio y mantener su agenda llena. Esto significa que generalmente están fuertemente motivados para ofrecer el mejor servicio posible y hacer un esfuerzo adicional para garantizar que sus clientes sigan regresando. No es raro que un profesional independiente ofrezca un servicio gratuito o servicios de valor agregado para endulzar el trato.

Obtendrás una fuente de ideas nuevas y frescas.

“En general los diseñadores son personas muy creativas, y les gusta ayudar a que sus clientes obtengan el máximo de cada proyecto. Contratar a un diseñador asegura que terminarás con un mejor producto final del que pudiste haber hecho por tu cuenta, incluso si tienes las habilidades para que se vea bien. Sus ideas te pueden guiar a una idea más atractiva, más llamativa y más pulida de la que pudiste haber creado”.

4. comunicación

Si alguna vez contrató a una agencia, sabrá que la mayor parte de su comunicación diaria será a través de un gerente de cuenta (AM) que luego transmite sus requisitos a un diseñador. Esto ralentiza el proceso y a veces puede conducir a un escenario de “teléfono roto” donde los diseñadores reciben información incorrecta o incompleta. Cuando compara esto con el proceso de comunicarse directamente con un diseñador independiente, verá que ahorra tiempo y le permite discutir el trabajo con un experto que comprende el alcance completo del proyecto.

5. Flexibilidad

Los trabajadores independientes son una raza diferente y, a menudo, trabajan horas muy únicas. Son muy flexibles y no es inusual que trabajen hasta altas horas de la noche o durante el fin de semana para terminar su proyecto. Encontrará que son accesibles por correo electrónico casi en cualquier momento del día. Si su sitio web está caído o tiene una emergencia, hay una buena posibilidad de que puedan resolverlo más rápido que un empleado de la agencia que podría haberse desconectado durante el día.

6. Experiencia adecuada

Cuando contratas a un profesional independiente, sabes exactamente con quién trabajarás. Puede seleccionarlos en función de la experiencia y el conjunto de habilidades adecuadas para su proyecto. Cuando contrata una agencia, es difícil saber quién trabajará exactamente en su trabajo. Estás pagando por una experiencia, seguro, pero no sabrás si tu proyecto está siendo manejado por un equipo de diseñadores sénior o por un solo pasante.

Lo barato sale caro

Si realizas tú mismo el diseño gráfico de tu proyecto puedes ahorrarte ese dinero y salir del paso; pero ten en cuenta podría ser que no proyectes la imagen adecuada y eso se traduciría en peores resultados a futuro. Además, si cometes errores en el diseño o en la producción, podría aumentar el costo o tiempo solucionarlos.

7. De todos modos las agencias contratan freelance

Esto puede ser una gran sorpresa para algunos clientes, pero solo porque haya contratado a una agencia no significa que estén haciendo el trabajo. Las agencias frecuentemente contratan trabajadores independientes cuando están sobrecargadas. Es muy posible que esté obteniendo el trabajo de un profesional independiente igualmente en una agencia. ¡No es una mala idea considerar reducir el costo adicional de un intermediario desde el primer momento!

¡Si te gusto esta nota compártela con tus amigos!
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notify of
guest
1 Comment
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
jesi
jesi
3 Mess ago

super interesante!

También te puede interesar:

Scroll Up

Digitaliza tu marca, regístrate y gana un sitio web completo para tu negocio, marca personal o proyecto de emprendimiento. 👇

¡INSCRIBETE AHORA!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.